Inicio de curso escolar: acuerdos, negociación e inversión

Stecyl pide «altura de miras» para buscar el consenso sobre las políticas educativas

Valladolid, 2 Sep. (Europa Press) 

Ante el comienzo del curso escolar 2019-2020, el sindicato Stecyl-i vuelve a reivindicar en este comienzo de curso «altura de miras» ante el necesario consenso sobre las políticas educativas y la recuperación del presupuesto educativo, así como, en el caso de la Junta de Castilla y León, «compromiso negociador» para recuperar los derechos laborales y retributivos del profesorado.

Este lunes, han apuntado fuentes de Stecyl en un comunicado recogido por Europa Press, el profesorado de las Enseñanzas no universitarias de Castilla y León se ha incorporado a su centros educativos para preparar el curso que se iniciará en los Colegios de Infantil Primaria el próximo 9 de septiembre y continuará de manera escalonada durante este mes, tal y como establece el calendario escolar del curso 2019-20 en el que la organización se compromete a seguir el trabajo para lograr mejores oportunidades para la Escuela Pública y para su Profesorado.

Alumnado de un colegio antes de iniciar la jornada

Según los datos que aportan, el curso comienza con 1026 maestros que han superado el concurso-oposición y que este año afrontan con nuevas expectativas el inicio de curso. Por ello, a la consejera de Educación le desean «acierto en su gestión y sensibilidad para abordar las necesidades y nuevos retos que se plantean en la Escuela Pública«.

Condiciones laborales

También le han pedido una «apuesta decidida» para lograr un acuerdo que permita recuperar las condiciones sociales y laborales del profesorado. El profesorado de Castilla y León, han afirmado, «es uno de los peor retribuidos de todo el Estado» en los «puestos de la cola» en relación al resto de docentes, ya que apuntan que en todas las CCAA se han negociado acuerdos de mejora retributiva en conceptos que son competencia de las comunidades autónomas.

En el caso de Castilla y León, «la imposición en 2012 de las 25 horas lectivas en Primaria y 20 horas lectivas en secundaria y resto de cuerpos ha dificultado muy seriamente las condiciones laborales, porque con más horas lectivas, con más alumnos y alumnas por aula es muy difícil atender a la diversidad del alumnado y a la individualidad de cada uno de los alumnos que se necesita en el sistema educativo«.

En este sentido reclaman de nuevo la negociación de la reducción del horario lectivo a 23 horas en Primaria y 17 en secundaria. El profesorado de Castilla y León, han insistido, «merece también la mejora de sus condiciones laborales, negociando una reducción del horario lectivo para todo el profesorado y de las ratios para mejorar la calidad educativa de nuestra comunidad».

Acuerdos y negociación

Asimismo, piden a la Consejera de Educación trabajar sobre el acuerdo firmado en 2006, paralizado por los RDL 14/2012 y RDL 20/2012, con el que las y los docentes de Castilla y León logramos acercarnos a las condiciones laborales del resto de docentes del Estado. Este acuerdo, que consideran que la consejera, Rocío Lucas, «conoce bien ya que estuvo implicada en su negociación y firma como directora general de recursos humanos de la Consejería de Educación«.

Además, entre sus prioridades también estarán el incremento de los presupuestos educativos, una apuesta firme contra la despoblación que va dejando nuestros pueblos sin niñas, sin niños y sin docentes, el desarrollo del Plan de atención a la diversidad con negociación y medios suficientes para la atención de nuestro alumnado con necesidades educativas, así como dar pasos positivos en la equidad educativa y en la igualdad de oportunidades.

Igualmente, continuarán reclamando un Plan para el Aprendizaje de las lenguas extranjeras del que se beneficie todo el alumnado de la comunidad.

También seguirán la reivindicación para que las administraciones educativas destinen prioritariamente los fondos públicos a la Enseñanza pública y que pongan coto a la política de concertación educativa.

En este sentido, han valorado la apuesta por transferir desde la Consejería de Familia a la Consejería de Educación las Escuelas Infantiles titularidad de la JCYL.

Emergencia climática

Por otra parte, han añadido que entienden que la emergencia climática que se vive «debe afrontarse con recursos y políticas transformadoras que perduren en el tiempo». Por eso, han querido trasladar a la Consejería de Educación la importancia que tiene que en los Centros educativos públicos se adopten medidas para potenciar la educación en valores de sostenibilidad y la sustitución de las fuentes de energía tradicionales por otras tecnologías que implementen energías limpias.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons