Paso atrás en educación

Se cumple los malos pronósticos: El Gobierno y las comunidades autónomas aprueban volver a las ratios anteriores a la pandemia.

  • Si se toma esta decisión supondrá la supresión de los desdobles de las aulas y la eliminación de las contrataciones, entre 35.000 y 40.000 docentes, que se habían realizado este curso.

El documento presentado por la ministra ha sido aprobado por Educación y Sanidad y por las 17 comunidades autónomas. Una de las medidas que contempla es la vuelta a las ratio de infantil y primaria en 25 alumnos lo que supone que la ratio de primaria pueda alcanzar hasta 30 alumnos por clase. Serán las comunidades las que tomen la última decisión, aunque lamentablemente ha sido la presión de las autonomías la que ha hecho que las condiciones sean todavía más laxas y que se olviden de los indicadores de calidad de la enseñanza que supone la disminución de alumnos por aula.

En las etapas posteriores, secundaria, bachillerato y FP, se reduce la distancia a 1,2 metros en las aulas. Una medida que no garantiza la vuelta a las aulas como antes de la pandemia y que podrían rondar en algunas etapas hasta los 37 alumnos y alumnas por clase, puesto que las aulas, en general, no tienen el tamaño suficiente.

Sí se mantiene que sigan los grupos de convivencia estable, pero con la ratio aumentada, según la nueva normativa aplicable, es decir 1,2 metros de distancia entre el alumnado.

Estas medidas chocan con la propuesta de la ministra que pide a las CCAA que mantengan el esfuerzo presupuestario durante el próximo curso para mantener los recursos humanos como hasta ahora.

No hay que olvidar los 10.000 millones de euros proveniente de Europa (REACT-UE) a repartir entre educación, sanidad y políticas sociales. Por un lado propone recortes (aumento de ratios y menos profesorado) y por otro anuncia que el Gobierno pondrá también a su disposición otros 13.400 millones para gastos derivados de la pandemia.

Los docentes seguimos defendiendo y demostrando la mejora de la calidad educativa que supone la bajada de ratios (aunque sea causada por la pandemia) y vemos que sin embargo prima el cálculo económico y la reducción del número de docentes.

En Castilla y León se ha mantenido la presencialidad en todas las etapas, además de cumplir con las medidas actuales: distancia, limitación de contactos, entradas escalonadas, acceso limitado a personas, limpieza extraodinaria, mascarilla, manos, ventilación natural cruzada y constante, actividades aire libre, grupos burbuja,…

La Consejera dice que se mantendrán algunos desdobles. STECyL exige que se mantengan todos (calidad educativa)

Comparte:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.