STECyL-i ve falta de «voluntad negociadora» de la Junta en materia de derechos del profesorado y aplicación de la LOMLOE

Pide un aumento presupuestario para el sector dada la «precariedad» del profesorado y las condiciones en las aulas por la ola de calor

Pide un aumento presupuestario para el sector dada la «precariedad» del profesorado y las condiciones en las aulas por la ola de calor

VALLADOLID, 22 (EUROPA PRESS)

La Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Enseñanza y de los Servicios Públicos-intersindical de Castilla y León (STECyL-i) ha asegurado este viernes que ve una falta de «voluntad y compromiso negociador» de la Junta para alcanzar acuerdos en materia de derechos laborales del profesorado y el desarrollo de la reforma de la ley de Educación (LOMLOE) en la Comunidad.

La portavoz de la federación, Cristina Fulconis, ha asegurado, durante el balance del curso 2020/2021 presentado este viernes en su sede, que la convocatoria anticipada de elecciones autonómicas «tampoco ha ayudado a que la situación respecto al diálogo con el sector haya sido más estable, ya que ello ha influido de manera fundamental en la paralización de las mesas sectoriales del segundo trimestre del curso».

Por esta razón, Fulconis ha insistido «una vez más en que la Administración autonómica debe manifestar voluntad y compromiso negociador para alcanzar un acuerdo que permita recuperar derechos laborales y retributivos», ya que hay aspectos como el desarrollo y aplicación de la Ley Orgánica por la que se modifica la LOE de 2006 (LOMLOE) en la Comunidad que no se ha negociado «de manera suficiente».

En esta línea, la portavoz ha recordado que dicho documento «sigue sin publicarse tras pasar por Mesa Sectorial y Consejo Escolar y el procedimiento para su elaboración les ha parecido ineficaz al haber trabajado por duplicado entre docentes y la inspección con una participación muy poco significativa de 117 personas en su elaboración de unos 28.100 docentes que trabajan en la enseñanza pública».

CURRÍCULOS

«No es de recibo que la implantación de los currículos con todas las novedades que conllevan se haga con prisas y sin tiempo y sobre las espaldas del profesorado», ha sentenciado Fulconis, para después añadir que la publicación definitiva «será de manera probable a finales de agosto o durante el mes de septiembre con el curso ya empezado».

STECYL-i «observa con preocupación que se ha aprovechado el 40 por ciento autonómico para aumentar la carga en los contenidos de unos currículos que ya eran inabordables», y por ello «sienten que se siga utilizando la educación para el enfrentamiento político».

Sin embargo, la representante sindical ha matizado que uno de los aspectos «más positivos del pasado curso ha sido la continuidad en la contratación de 1300 docentes que ha permitido que las aulas de Casilla y León cumpliesen los protocolos de seguridad ante la COVID-19″, y ha señalado que espera que en el curso que empieza también se pueda ver un incremento del profesorado respecto a niveles previos a la pandemia».

En relación con la orden de la Junta publicada en diciembre en la que se concretaba la actuación de los equipos docentes y los centros educativos de la Comunidad y eliminaba los exámenes de septiembre y se adelantaba el calendario de evaluaciones en junio, STECyL ha explicado que todo esto «implicó tener que rehacer las programaciones didácticas recién elaboradas en septiembre».

«El resultado ha sido una sobrecarga burocrática para el profesorado y los equipos directivos y un final de curso caótico en los centros que han visto como su tasa de absentismo se disparaba», ha apostillado la portavoz.

En este marco, ha destacado que la pandemia «ha definido el funcionamiento de los centros en la Comunidad castellanoleonesa con contagios, estrés por el aumento de las bajas laborales y el inabarcable volumen de sustituciones, además de todo el papeleo burocrático que ello supone».

También ha subrayado la profesionalidad del profesorado, que «ha vuelto a quedar patente en cada uno de los graves momentos por los que ha pasado» y ha reconocido su trabajo.

EMPLEO DOCENTE Y OPOSICIONES

La responsable de Acción Sindical, Raquel Medina, por su parte, ha abordado la cuestión del empleo docente y las convocatorias de oposiciones en la Comunidad.

En este sentido, ha valorado de manera «positiva» la actual OEP Docente de 685 plazas para oposiciones al cuerpo de maestros, y ha explicado que la federación ha calculado que 2278 aspirantes han superado las dos pruebas de un total de 11000 personas presentadas.

Esto supone un 21 por ciento de quienes han participado, de modo que el «alto número» de tribunales de las oposiciones ha implicado a cerca de 800 docentes que evaluando a las personas que se han presentado al proceso», y ha pedido una actualización de las indemnizaciones que percibe este profesorado que «están obsoletos por completo».

La estabilización del empleo interino también ha sido una cuestión relevante durante el balance, sobre el cual Medina ha reconocido que la aplicación de la Ley 20/2021 de medidas urgentes para la reducción de temporalidad en el empleo público obliga a la Junta «a reducir las elevadas tasas de interinidad».

«Actualmente se está negociando la ejecución de estos procedimientos en colaboración con el MECFP, por lo que se pide que la Administración facilite al profesorado que lleva muchos años trabajando como personal interino acceder a las convocatorias», ha matizado la responsable.

Asimismo, ha recordado que STECYL-i votó en contra de la propuesta que presentó la Junta «ya que la oferta presentada es insuficiente para lograr el objetivo que es bajar a un 3 por ciento de la tasa».

REIVINDICACIONES PARA EL PRÓXIMO CURSO

En cuanto a las reivindicaciones de la federación de cara al próximo curso, Medina ha determinado que la Junta «tiene que comprometerse a incrementar la dotación presupuestaria para el sistema público con un aumento de su financiación progresivo en los próximos años».

«El problema se resume en falta de presupuesto, acreditado cuando se analizan los datos y se comparan con las cifras de inversión expresadas en términos de porcentaje del PIB de los países de nuestro entorno», ha matizado, a lo que ha añadido que «la novedad actual es que la LOMLOE obliga a un Plan de incremento del gasto público educativo hasta llegar a un mínimo del 5 por ciento del PIB antes del 19 de enero de 2023».

Por ello, «una vez más los docentes de Castilla y León se encuentran entre los peor pagados de todas las CCAA, algo que se observa debido a las importantes diferencias en las cuantías entre comunidades autónomas que se hacen mayores a medida que se va adquiriendo antigüedad».

Además de todas estas «injustas diferencias, esta discriminación salarial se produce en un contexto de fuerte pérdida del poder adquisitivo agravada por la coyuntura económica actual», por lo que la federación ha calculado una pérdida del poder adquisitivo desde el 2010 del 22,60 por ciento.

En relación con la ola de calor que sufre el país y la Comunidad Autónoma, STECyL-i ha criticado las condiciones «inadecuadas» de las aulas y considera «necesario un Plan de Rehabilitación energética para los centros educativos ante las altas temperaturas Este curso hemos sufrido dos olas de calor».

En este sentido, la Junta «sigue con la política de ponerse de perfil en materia de seguridad laboral», de modo que las aulas se convierten en saunas dado los «escasos medios con los que cuentan los centros en los centros y ponen en evidencia de manera periódica el hecho de que no se cuenta con un verdadero plan bioclimático para mitigar las altas temperaturas».

Comparte:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.