STECyL-i y CCOO presentan un voto particular contra el Calendario Escolar 20-21

VOTO PARTICULAR CONJUNTO AL PROYECTO DE ORDEN POR LA QUE SE ESTABLECE EL CALENDARIO ESCOLAR PARA EL CURSO ACADÉMICO 2020-21 EN LOS CENTROS DOCENTES, QUE IMPARTAN ENSEÑANZAS NO UNIVERSITARIAS EN LA COMUNIDAD DE CASTILLA Y LEÓN, Y SE DELEGA EN LAS DIRECCIONES PROVINCIALES DE EDUCACIÓN LA COMPETENCIA PAA LA RESOLUCIÓN DE LAS SOLICITUDES DE SU MODIFICACIÓN.

Don Ricardo Sáez Lavilla, en representación de CC.OO. en la Comisión Permanente del Consejo Escolar de Castilla y León y Dña. M. Sandra García Pecharromán, en nombre de la Federación de STECyL-i, representante del profesorado de la Educación Pública en la Comisión Permanente del Consejo Escolar de Castilla y León presentan este voto particular conjunto al Dictamen del Proyecto de Orden por la que se establece el Calendario Escolar para el curso 2020-21 en los centros docentes de la Comunidad de Castilla y León, por las siguientes motivaciones:

En primer lugar, en 2017, el Consejo Escolar de Castilla y León, atendiendo a la solicitud del Consejero de Educación, realizó un estudio sobre tiempos escolares, que cristalizó en el Informe TIEMPOS ESCOLARES. Una propuesta estable y flexible para la sociedad actual. En él realizaba una propuesta de calendario flexible para cuatro cursos, desde el 2020/2021 al 2023/2024. Para nuestra sorpresa y malestar, la Orden ni siquiera menciona en su preámbulo el estudio o la propuesta de calendario. Es necesario recalcar que esa propuesta, como dice el propio Informe, “sin satisfacer completamente cada una de las diversas opiniones y posturas, ha podido ser suscrito por todos los componentes miembros de la Comisión Permanente, lo que avala claramente su validez y aceptación”. Resulta lamentable que el órgano de participación de todos los sectores que componen la comunidad educativa de Castilla y León sea ignorado de este modo.

En segundo lugar, insistimos en que el calendario escolar debe fijarse sobre criterios pedagógicos, sin que éstos puedan quedar subordinados a criterios de otro tipo, como económicos, culturales, religiosos o de conciliación.

En tercer lugar, la Orden citada más arriba no recoge el equilibrio deseable entre los días lectivos que tiene cada trimestre, pesando de manera desproporcionada el primer trimestre (cuenta con 23-24 días lectivos más) sobre el segundo y tercer trimestre.

En cuarto lugar, queremos señalar que Castilla y León es una de las Comunidades Autónomas que más días lectivos tiene de toda España (178 para Infantil y Primaria y 175 en Secundaria y Bachillerato). La ley fija un mínimo de 175 días lectivos. Hemos propuesto añadir dos días no lectivos (jueves 29 de octubre y miércoles 17 de febrero) más, precisamente para poder alargar dos parones entre trimestres tan necesarios para el descanso del trabajo intelectual de nuestro alumnado. Esto sí que se dio el curso pasado. De esta manera se podrían equilibrar los períodos lectivos, algo con lo que no se está contando.

En quinto lugar, consideramos que se debería recuperar la jornada reducida que se desarrollaba en el mes de septiembre en los centros de Educación Infantil y Primaria en los años previos a la crisis, y que supuso una modificación de las condiciones laborales sin ninguna contrapartida. Lamentablemente, hasta la fecha esta situación sigue sin revertirse.

Desde CC.OO y la Federación de STECyL-i proponemos un modelo de calendario escolar pedagógico que se base en un reparto más equilibrado de los períodos lectivos, en los que se intercalen períodos de descanso, para que el alumnado pueda afrontar en mejores condiciones de salud y bienestar físico y emocional los procesos de aprendizaje que se requieren, de modo que se verá beneficiado su rendimiento académico, al mismo tiempo que la labor docente.

Evitando las situaciones de estrés y cansancio que se dan cuando los trimestres son excesivamente largos. De esta manera se estarían dando los pasos necesarios para que nuestro calendario estuviera más en sintonía con la organización del curso escolar de los países de nuestro entorno, donde se intercalan períodos de descanso necesarios. Igualmente, consideramos que se tiene que desvincular de las festividades religiosas (la religión católica no es la exclusiva de nuestra comunidad educativa).

Asimismo, una vez más, no se ha tenido en cuenta el Reglamento de funcionamiento del Consejo Escolar de Castilla y León, especialmente sus artículos 27 y 28 (“Los miembros de la Comisión Permanente deberán recibir la documentación con una antelación suficiente y en todo caso nunca inferior a cinco días naturales al de la celebración de la sesión”).

Lamentablemente, la Consejería de Educación parece estar en un proceso de convertir lo excepcional en habitual, pidiendo que se elaboren dictámenes en el momento de presentación de la norma, lo cual hace inoperantes a nuestras Comisiones específicas y desvirtúa por completo el proceso de toma de decisiones.

Por todo lo expuesto, CC.OO y STECyL-i manifestamos este voto particular conjunto contrario al dictamen emitido sobre la citada Orden y solicitamos un dictamen que inste a la Consejería de Educación a retirar la presente Orden y presentar una nueva, fruto de la negociación con la representación legal de los y las trabajadoras.

Valladolid, a 14 de junio de 2020.
Fdo: Ricardo Saéz Lavilla                Fdo: M. Sandra García Pecharromán
Representante de CC.OO                Representante de STECyL-i

Consejo Escolar CyL

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Mercedes dice:

    Totalmente de acuerdo con que hagais voto en contra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons