Estudio Presupuestos Educación 2016. No recuperamos el 20% recortado por la crisis

Evolución Presupuestos Junta de Castilla y León 2009-2016

Resumen General Presupuestos de Educación de 1999 a 2015

Resumen Presupuestos Educación de 1999 a 2016

Resumen del Gasto por Capítulos

Presupuesto destinados centros privados

STECyL-i denuncia la escasa ambición y la insuficiencia de los presupuestos educativos de la Junta para 2016.

Aunque se ha iniciado desde 2014 un nueva etapa de ligero incremento presupuestario que ha puesto fin al ciclo de recortes, la débil recuperación de los presupuestos educativos no sirve para revertir el grueso de los intensos recortes en el gasto público educativo aplicados en cuatrienio 2010-2013, profundos recortes que han afectado de manera más intensa a todas las partidas destinadas a los centros educativos públicos de la Junta y a las universidades públicas.

STECyL-i considera que es necesario y posible, aprovechando la mejora en los índices macroeconómicos, favorecer un amplio consenso político en las Cortes de Castilla y León sobre los presupuestos educativos, que impida el retroceso en el Gasto Público destinado a la Educación en relación al PIB, en especial y prioritariamente el destinado a los Centros Públicos, y que propicie el aumento progresivo del gasto público educativo hasta alcanzar el porcentaje del PIB medio de la OCDE, porque con el ritmo de crecimiento tan moderado que marcan los presupuestos para el 2016, tardaremos una década en recuperar el 20% del presupuesto recortado en los cursos de la crisis.

Tras la presentación a las Cortes de CyL de los Presupuestos de la Junta para 2016 y la liquidación del presupuesto de 2014, el Servicio de Estudios de STECyL-i ha actualizado este informe, en el que hemos analizado la ejecución presupuestaria en el primer periodo de la crisis económica (2010, 2011 2012 y 2013), y en el año 2014, a la vez que analizamos y valoramos el Proyecto de presupuestos de la Consejería de Educación para 2016. En él podemos ver con detalle lo que las cuentas cantan y nos cuentan.

Como hemos venido denunciando los presupuestos educativos en nuestra Comunidad han sufrido en el cuatrienio 2010-2013 una intensa sangría presupuestaria.

Y así, consecuencia de los recortes durante el primer cuatrienio 2010-2013 el crecimiento acumulado del presupuesto educativo desde 1999 cae hasta el 42,3% (38,6% en la no universitaria y hasta el 59,8% en la universitaria), situándose muy por debajo del crecimiento acumulado del PIB regional hasta esa misma fecha, que llega al 69,5%. Es decir, con su gestión de la crisis, la Junta está provocando que el porcentaje del PIB regional destinado al gasto público educativo en nuestra región haya caido intensamente en estos años de la tijera.

En la educación no universitaria el recorte ascendió al 20,9% y suma más de trescientos setenta y siete ME. En la Educación Universitaria el recorte se aproxima al 14% y unos sesenta ME entre 2011-1014 (parte del ajuste lo han asumido las familias mediante el fuerte incremento de las matrículas universitrarias. Con estas cifras tan negativas el Presupuesto de Educación de la Junta cayó en 2013 hasta cifras inferiores a las existentes en 2005. Los presupuestos para 2016 nos situarían en las cifras del gasto educativo en 2006. El retroceso en términos presupuestarios se sitúa en los diez años.

Estos presupuestos de 2016, como viene sucediendo en lo últimos años, son además poco creíbles en lo que toca a los presupuestos destinados a la enseñanza privada concertada. Año tras año se presupuesta muy por debajo del gasto efectivamente liquidado. Una artimaña que se desmonta por si sola al observar la evolución del gasto consolidado en conciertos.

Lo más positivo a destacar es que continúan una tendencia de recuperación muy moderada aún del presupuesto educativo iniciada en 2014 y que se prolonga en los de 2016.

Las pocas alegrías que nos traen estos débiles incrementos del gasto educativo se resumen en que permitirán pequeños incrementos de plantillas (en especial en Formación Profesional), acometer la subida salarial del uno por ciento y el pago de 75% de la extra recortada en 2012 salarial, aumentar poco a poco las partidas de los gastos de funcionamiento de los centros, unas pequeñas cantidades como inversión de choque en equipamientos y poco en inversiones para construcción y mejora de centros públicos, así como el ligero aumento de las partidas para libros de texto y de las becas de comedor escolar. Pero de escaso calado si lo comparamos que el volumen de lo recortado desde 2010 hasta 2013 y que detallamos en el anexo.

Está por ver además que esta tendencia en la evolución positiva del gasto educativo se consolide más allá de 2016, una vez que haya pasado el ciclo electoral.

STECyL-i pide a los partidos políticos que concurren a las elecciones generales del próximo 20D que apuesten por la defensa del Estado de Bienestar y de los Servicios Públicos, cuyo fortalecimiento es más necesario en época de crisis. Y entre ellos el Servicio Público educativo. Porque estamos convencidos de que el sistema educativo público en España y en nuestra Comunidad es el mejor motor de salida de la crisis y de la igualdad y progreso de nuestra sociedad. Por lo que no ha de cesarse en propiciar la continua mejora de las inversiones educativas, como única forma de corregir las carencias y garantizar el aumento de la calidad y equidad del sistema educativo.

Federación STECyL-i, 4 de noviembre de 2015.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons