La clase de Religión rompe los grupos burbujas

La clase de Religión complica la organización del centro y de los grupos burbujas. Es la única que obliga a separar al alumnado de las clases burbuja entre los que dan la asignatura y los que optan por Valores.

CadenaSer

La clase de Religión obliga a romper los grupos burbuja en los colegios públicos

  • Docentes y directores de centros públicos se quejan de la complicación que supone, en la ya complicada organización de este curso, la clase de Religión, la única que obliga a separar a los alumnos de las clases burbuja entre los que dan la asignatura y los que optan por Valores.

“La organización del área de Religión dentro de los centros escolares aumenta el riesgo de contagio porque supone desplazamientos de alumnos, utilización de más espacios por distintos grupos de alumnos…”, explica Jorge Galán que trabaja en el Colegio Público Infanta Elena de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Religion-Encerado
Desplazamiento del profesor

Con otras materias impartidas por un profesor especialista como Inglés o Música se ha optado porque el docente vaya a cada una de las clases para no tener que mover a los niños y evitar el trajín de alumnos por el centro en un momento en el que se intenta minimizar los contactos y garantizar los grupos estancos.

Con Religión no es posible. Una parte de la clase tiene que salir de su espacio habitual e irse a otra aula porque unos dan Religión y otros la asignatura alternativa: “Ese desplazamiento también es un riesgo ya que supone el tener que atravesar o pasar por sitios de uso común: tocar barandillas, puertas… Puedes también cruzarte con otro grupo que salga al patio porque los horarios van a tener que ser escalonados y diferenciados”, incide Jorge Galán.

Desinfectarlo todo

Esa aula distinta para religión o valores la utilizan además distintos grupos lo que supone que cada vez que se utiliza hay que desinfectar las mesas, las sillas o el material. Otra complicación más.

Esta situación se repite por centros de toda España. En el Siete Infantes de Logroño su director, Panti Ruiz de la Cuesta, cuenta además que aunque la Consejería de Educación les ha permitido reducir horarios de otras asignaturas para facilitar la organización en este curso tan complejo no han podido tocar el de Religión de la que dan hora y media a la semana: “En principio, nos dejan flexibilizar a nivel de horarios y así lo pedimos con las medias horas de Religión y Educación Física porque daba mucho problema el tener que mover, por media hora de clase, a distintos grupos a distintos espacios y tener que desinfectarlos. La inspección nos ha dicho que esa media hora de Religión no se puede eliminar“.

Debate sobre la Religión

Estos docentes y profesores plantean el debate sobre la necesidad de que las clases de Religión de las distintas confesiones no se den en la escuela o al menos se realicen fuera del horario lectivo.

La Religión católica es de oferta obligatoria para todos los centros en España, sean o no religiosos, aunque optativa para los alumnos. La materia ha ido perdiendo estudiantes de forma progresiva especialmente en los centros públicos. En el último curso 2019-2020 la eligieron el 52% de estudiantes de estos colegios e institutos frente al 78% de los centros privados -datos de la Conferencia Episcopal Española-.

El Ministerio de Educación recuerda que la nueva ley, en tramitación en el Congreso, eliminará la asignatura alternativa para quienes no la cursen.

VidaNuevaDigital

La asignatura de Religión, en el disparadero por romper los grupos burbuja del aula

  • Directores de centros públicos lamentan que la asignatura complique la organización al tener que buscar un espacio para su optativa
  • Muchos docentes se ven obligados a trabajar en diferentes colegios para poder completar su jornada laboral

El nuevo curso, mientras la sociedad intenta salir de la pandemia por el coronavirus, entre otras medidas ha traído la implantación de los grupos de convivencia estable en los colegios. Los llamados grupos ‘burbuja’ tratan de reducir el contacto al máximo de los componentes de los cursos de Infantil y los primeros cursos de Primaria, según la normativa de las diferentes comunidades. Esta medida ha puesto de manifiesto el hecho de que la simplificación de profesores se encuentra con el hecho de los profesores especialistas como los de idiomas, Educación Física y Religión.

Una asignatura optativa

Algunos profesores y directores de centros públicos han puesto la materia confesional en el centro de sus críticas, ya que su carácter de materia optativa complica la gestión de dichos grupos. “La organización del área de Religión dentro de los centros escolares aumenta el riesgo de contagio porque supone desplazamientos de alumnos, utilización de más espacios por distintos grupos de alumnos…”, lamentaba Jorge Galán, profesor del Colegio Público Infanta Elena de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Las cosas no se ven de la misma manera desde el otro lado, el de los profesores de Religión que para completar su jornada laboral no solo cambian continuamente de grupo sino, incluso, de centro escolar. Así lo han manifestado, por ejemplo, desde la Federación de Enseñanza de la Unión Sindical Obrera (FEUSO) de Andalucía en Jaén. Cristóbal Barrionuevo y Francisco Campos han puesto de manifiesto la “incertidumbre” y “preocupación” con la que este profesorado vive el inicio del curso.

Alternativas a la movilidad de los docentes

En declaraciones a Europa Press, proponen que se aproveche “la capacitación y el estrecho vínculo de estos docentes a sus centros para que puedan desempeñar distintas tareas educativas, como por ejemplo, las de refuerzo educativo en aquellos alumnos que presenten más lagunas en los conocimientos impartidos mediante enseñanza virtual, en el último trimestre del pasado curso”. Algo que sería una alternativa a impartir clases es distintos colegios.

“Insistimos en que se trata de un profesorado muy cualificado y comprometido con las líneas de actuación y los fines educativos de sus centros, en formación permanente, al igual que el resto de sus compañeros, pero que reciben un trato completamente desigual e injusto”, señalan estos representantes sindicales.

Comparte:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.